5 motivos por los que debes tener página web
motivos por los que necesitas tener una web, diseño web profesional, diseño y desarrollo web wordpress
Elena Fernández
2/Mar/2022
WordPress

 

Seguro que te has hecho esta pregunta varias veces.

¿De verdad necesito una web? Pero si a mí me va bien con mi empresa o actividad… ¿Para qué voy a hacer una web? Ufff, qué pereza… Invertir ahora en una web gastando un tiempo que no tengo.

Pues te voy a dar 5 razones por las que debes tener una página web:

1. Visibilidad

El 80% de las personas investigan en Internet antes de adquirir un producto o servicio. Y te digo que, si no tienes una web, no te encontrarán. Y si te encuentran por otro medio, te aseguro que te van a buscar en Internet. Y no te encontrarán. Y entonces, ¿qué pensarán?
Ya te lo digo yo:

«Uy, no me fío, aunque me hayan hablado bien, no veo nada en Internet. No sé qué características puede tener su producto o servicio. Y me gustaría obtener más información antes de decirme a llamarle».

Tener a tu empresa en Internet con tus servicios o productos, dando toda la información necesaria para el usuario, será un punto a tu favor. Una publicidad que ayudará al usuario a decidirse por tu empresa.

2. Desarrollo de imagen corporativa

Tu página web es el núcleo de tu negocio. No es lo mismo una página en Facebook o cuenta en Instagram (que pueden cerrarte y de la que tienes que estar pendiente, publicando) que tu propia página web, completamente personalizada, con tus colores, tu logo, el nombre de tu empresa, tus servicios, tu atención personalizada… Nada que ver. Puedes redirigir el tráfico de las redes sociales o de otros sitios web (Google My Business, Google Adwords) hacia tu página web para que todos los usuarios conozcan de primera mano todo lo que ofreces.

 

necesitas web julio iglesias

3. Tu herramienta de venta

Evidentemente, si tienes una web, es para ofrecer tus servicios o productos. Por este motivo, se convierte en una buena herramienta en la que puedes introducir y describir todo lo que ofreces. Y ya que nos ponemos, podemos convertir esta web en una tienda online y vender directamente a través de ella. No, una web con tienda online no vale sólo para vender productos. También puedes vender servicios. Por ejemplo, si eres abogado/a, pueden reservar las citas a través de tu web y/o dejarte pagada la consulta. Si eres psicólogo/a, también puedes gestionar tus citas a través de la web y que te abonen la consulta antes de ir. Incluso si te dedicas a la formación puedes convertir tu página web en un aula virtual. Las oportunidades son inmensas.

4. Mejorar la atención al cliente

En el apartado de contacto de tu web puedes añadir un formulario, un teléfono, un email… Todos los medios que quieras para filtrar o dirigir la información a un departamento u otro dependiendo de la consulta. Y lo mejor de todo es que está abierto las 24 horas del día. Aunque luego tú contestes a esos emails o formularios pasadas unas horas. Pero el usuario solicitará información a cualquier hora. Si no tienes una web y dependes de un horario comercial, perderás clientes. Porque nos estamos acostumbrando a pedir información o a ponernos en contacto a cualquier hora del día. ¿Y si no puedo mandarte un email o un formulario? Pues me voy a la competencia.

¿¿TODAVÍA NO TE HE CONVENCIDO??

Sigue leyendo…

5. Ahorro de costes

La revolución del teletrabajo y de las oportunidades que ofrece Internet, tan sólo necesitas un ordenador y una buena fibra para poder trabajar sin necesidad de tener un local. Esto es un ahorro potencial en alquiler/compra, luz, agua, etc. Pero si no tienes local físico, necesitas un local virtual: tu web.

Tus empleados pueden trabajar desde sus casas, lo que será más cómodo para ellos y económico para ti. Les ahorras horas de desplazamientos, gasolina… Lo que hace que sean más felices y más productivos. Además, no tienen excusa para llegar tarde 😉 Vuestra web puede convertirse en vuestro CRM adaptable a lo que necesitéis. 

Si tienes una tienda online dentro de tu web, los clientes pueden comprar desde el sofá tranquilamente, mientras tú te dedicas a otras cosas. Y durante los fines de semana. Y a cualquier hora. Tu tienda trabaja por ti sin que casi te enteres. Y si además usas la técnica del dropshipping, no necesitarás ni almacén (lo del dropshipping te lo cuento otro día).

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte…

Memory: 65MB (12.7% of 512MB)